Psicomotricidad en los primeros años

 

Basado en una visión general de la persona, el término de “Psicomotricidad” combina aspectos cognitivos, emocionales, simbólicos y sensomotores. Representa una cercana conexión entre la psique (procesos mentales) y lo motor (actividades físicas). Llamando la atención el estrecho vínculo que existe entre experiencias psicológicas y motóricas.

El vínculo entre los psicológico y lo motórico puede observarse a diario en cada uno de nosotros. Todos los movimientos, desde una sonrisa hasta decir adiós con la mano, expresa procesos emocionales que tienen lugar en la mente humana. Lo psicomotor, bien definido, juega un papel clave en el desarrollo armonioso de la personalidad.

Lo que la psicomotricidad por último trata de conseguir no es tan sólo sentir placer desde el movimiento. Son también objetivos a alcanzar el ser capaz de entenderse y llegar a conocerse uno mismo, formar una relación positiva con nuestro medio ambiente y ser capaz de crear relaciones con las personas que viven en él.

Esta es la manera de formar las bases para construir y mantener relaciones sociales a través del resto de nuestra vida y en Dallington somos muy conscientes de ello, por esta razón, nuestro colegio otorga una gran importancia a la psicomotricidad.

La psicomotricidad puede dividirse en varias áreas: neuromotora, sensomota y sociomotora.

Lo neuromotor incluye motricidad fina y gruesa, la coordinación del movimiento, el esquema corporal, equilibrio y orientación en el espacio. En Dallington trabajamos estos objetivos en nuestras rutinas habituales, como haciendo puzles, realizando ejercicios de equilibrio, subiendo y bajando escaleras, jugando en el patio y un sinfín de actividades que ayudan a nuestros estudiantes a desarrollar estas destrezas.

Lo sensomotor es entendido como las acciones o reacciones motóricas de un individuo a estímulos experimentados por la vista, oído, tacto, olfato o gusto. En lo psicomotor a menudo se usa acompañamiento musical porque los niños reaccionan (bien) a estímulos auditivos y expresan sus emociones espontáneamente a través del movimiento. En el colegio Dallington llevamos a cabo una gran variedad de actividades teniendo en cuenta este área, como cantar canciones, dramatizar historias, bailar libremente al ritmo de la música, experimentar con diferentes texturas, todo ello con una magnífica aceptación por nuestros estudiantes.

Lo sociomotor es uno de los términos menos usados y conocidos. Denota movimiento, comportamiento, acciones y reacciones de una persona en la familia, en el colegio, entre los compañeros, en el trabajo y en otros grupos relevantes, y de hecho, en toda la sociedad como tal. En Dallington se trabaja esta área a través de las rutinas. Nuestros estudiantes han ido aprendiendo en los últimos meses a anticipar que viene a continuación. Esto les aporta tranquilidad y bien estar, los cuales son pilares de nuestro colegio.

 

Esta división resulta significativa sobre todo en la primera infancia en donde dichas áreas comienzan a superponerse y han de desarrollarse simultáneamente, influyéndose entre sí. No es posible separarlas, al contrario, es necesario hacer un uso de esta influencia multilateral para el beneficio del individuo o grupo.

Elisa García, Profesora de Pre-Nursery. Especialista en Estimulación Temprana

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario