Niños felices

Estamos convencidos de que

“La mejor forma de hacer niños buenos es haciéndolos felices.”

Oscar Wilde

El objetivo primordial de Dallington School es que nuestros alumnos sean felices. Queremos que el colegio sea un lugar acogedor donde los niños se sientan como en casa, un lugar donde los niños aprendan disfrutando. Para ello el equipo docente tendrá la responsabilidad no sólo de enseñar y guiar a los alumnos en su aprendizaje, sino de favorecer un clima de cariño, respeto y confianza.

Queremos que nuestros alumnos sean educados en valores. Ante todo queremos educar personas solidarias, generosas, que valoren los aspectos importantes de la vida como el amor, la familia, la responsabilidad, la amistad y la solidaridad.

Hacerles felices aprendiendo a través de metodologías basadas en el aprendizaje significativo y colaborativo, es fundamental porque es la única forma de que crean en sí mismos y en sus iguales.